El coaching lo entiendo como un camino: La distancia que existe entre quien estás siendo y quién quieres ser.

Viaje a Mercurio-1133

Empezar un proceso de Coaching, es empezar un viaje de cambios internos dentro de ese laberinto que todos y cada uno de nosotros vemos y sentimos de una manera distinta y especial. No importa cómo sea, hay un punto común en todos ellos: siempre hay salida.

En la búsqueda de la salida nos encontraremos con tus creencias, tus hábitos, tus miedos, tus emociones y los auto-saboteadores que solemos llevar dentro. Descubriremos  lo que te impide llegar donde quieres y cómo cambiarlo. Durante el proceso aprenderás cómo utilizar tus recursos, habilidades y todo tu potencial, sin todas esas limitaciones y conseguir de ese modo tu objetivo.

Mi función como coach es revisar contigo la mochila de la que dispones para emprender el camino dentro del laberinto. Tú decidirás con qué llenarla. Este laberinto lo veremos con tus ojos, usando tu mapa, teniendo en cuenta el camino que llevas andado, haremos paradas para comprobar si la dirección es la adecuada, revisaremos los pasillos andados. Si hay obstáculos que te desvían del objetivo, nos subiremos a una de las paredes para avistar con perspectiva y asegurarnos de que sigue siendo tu camino.

En definitiva, te acompañaré en cada paso para ayudarte a buscar respuestas y que llegues a tomar conciencia de tu realidad, para que reflexiones y traces un plan de acción claro, específico y con fechas para su consecución.