EFT es la sigla de Emotional Freedom Techniques (técnicas de liberación emocional).

Tal como expuso Albert Einstein en 1920, todo, incluido nuestro cuerpo está compuesto de energía. Tras cientos de años estudiando el sistema energético de nuestro cuerpo, ya está demostrado que tanto el bloqueo como el desequilibrio del flujo de energía puede derivar en dificultades emocionales y físicas.

La técnica consiste en hacer presión con los dedos en puntos meridianos de energía localizados en el cuerpo, manteniendo la mente enfocada en un estado muy determinado y usando al mismo tiempo una serie de palabras, descubriendo el conflicto y permitiendo que el sistema energético fluya de manera natural, sanándose a sí mismo.

También se conoce como digitopuntura psicológica o emocional ya que integra elementos de la psicología y la acupuntura china (sin agujas).

El principio fundamental en EFT es: La causa de toda emoción negativa es una interrupción en el sistema energético del cuerpo.

Se utiliza para reducir, liberar o eliminar hábitos nocivos (tabaco, alcohol, drogas…), alergias, depresión, tristeza, miedos, fobias, estrés, bajar de peso, sanación física, pesadillas, tics, insomnio, compulsiones, obsesiones, eliminar culpas, ataques de ansiedad, pánico, manejo de síntomas en casos de fibromialgia, artritis, reuma, dolor de espalda, cuello, autoestima, auto imagen, serenidad, mejorar en el deporte, seguridad para hablar en público… y mucho más.

Es totalmente indoloro y carece de efectos secundarios, es generalmente rápido, eficaz, suave y muy fácil de aplicar.